Ventajas y desventajas del Leasing

leasing

El leasing financiero, es y siempre ha sido una solución de las preferidas para resolver las necesidades de financiar activos fijos al momento de comprar un bien. Antes de solicitar un leasing, hay que evaluar bien si a través de esta forma de financiamiento obtienes mejores rendimientos de capital o no, y además, considerar que tienes algunas ventajas y desventajas, de las que hablaremos a continuación.

leasing

Ventajas del Leasing

Menos salida de efectivo:

La mayor ventaja del leasing financiero, es que regulas la salida de efectivo, porque los pagos los haces a lo largo de varios años, versus el pago de una sola cuota que puede resultar muy pesada para la empresa. Esto ayuda a mantener un mejor flujo líquido en caja para ir generando más ingresos.

Adquieres activos de calidad:

Aunque se trate de un alquiler de activos,  y la propiedad del bien esté todavía en poder del arrendador, lo conveniente del leasing resulta ser que se va pagando sólo un alquiler con la posibilidad de tener su completo dominio a futuro, sin tantos riesgos, ya que se pueden devolver en cualquier momento. Con esta forma de financiamiento se puede invertir en activos de calidad que pueden parecer muy caros de otro modo.

Mejor uso del capital:

Al utilizar leasing y financiar los activos con la modalidad de alquiler, liberas capital para financiar otras necesidades propias de la empresa, o para ahorrar mientras decides una mejor opción.

Tiene beneficios tributarios:

Pagar las inversiones con leasing tiene la ventaja de deducir impuestos, al imputarse estos al pago de gastos por alquiler, lo que queda como gastos de explotación.

Balance libre de deudas:

A pesar que los gastos de alquiler reciben el mismo tratamiento que el de los gastos por intereses, el contrato de leasing en sí es un trato diferente de la deuda. El leasing financiero clasifica como una deuda fuera de balance y no aparece en este.

Mejor planificación:

Los gastos derivados de un leasing, por lo general se mantienen constantes durante toda la vida de alquiler del activo, o a lo más crecen en línea con la inflación, lo que ayuda a planificar los gastos de efectivo y hacer mejores presupuestos.

Bajos gastos de capital:

El leasing es una opción ideal para las empresas nuevas, por el menor costo inicial y los requisitos de capital más bajos.

Sin riesgo de obsolescencia:

Para las empresas del sector, donde hay un alto riesgo de obsolescencia por tecnología, los rendimientos del leasing son más convenientes, ya que quedas fuera del riesgo de invertir en algo que puede quedar fuera de moda muy rápido, cambiando si es necesario, el bien antes que esto suceda.

Derecho a término:

Al final del período de alquiler, el arrendatario tiene derecho a comprar la propiedad y dar por terminado el contrato de alquiler, dando una flexibilidad superior a la empresa comparado a otro método de financiamiento.

Desventajas del Leasing

Gastos de alquiler:

Los pagos de alquiler se tratan como gastos en lugar de tratarse como fuente de financiamiento hacia un activo.

Beneficios financiaeros limitados:

Cuando estás pagando una cuota de leasing por un terreno, no puedes beneficiarte de la apreciación del mismo. El contrato de alquiler a largo plazo sigue siendo una carga para el negocio en estas condiciones. Hay casos como estos donde el leasing se va convirtiendo en una carga con el paso de los años.

No se maximiza el valor:

Teniendo en cuenta que los gastos por leasing reducen los ingresos netos sin ninguna apreciación del valor de los activos, los rendimientos son limitados para los accionistas, haciendose más dificil el objetivo de maximizar la riqueza de los accionistas.

Es deuda:

A pesar que el alquiler no aparece en el balance de la empresa, los inversionistas siguen considerandolo una deuda de largo plazo, y ajustan su valoración del negocio con esta perspectiva en mente.

Limita el acceso a otros créditos:

Teniendo en cuenta que los inversionistas tratan el leasing como deuda, se podría hacer difícil para una empresa elevar aún más su deuda en el mercado.

Procesamiento y documentación:

Por lo general, el contrato de leasing es complejo y requiere de mucha documentación y un examen adecuado del activo arrendado.

leasing

No tienes la propiedad:

Al final del periodo de alquiler, el arrendatario recién puede acceder a tener la propiedad del activo alquilado.

Mantención del activo:

A pesar de tratarse de un alquiler, el arrendatario es el responsable de mantener en buen funcionamiento el activo arrendado.

Beneficio tributario limitado:

Para una nueva puesta en marcha, el gasto por impuestos puede que sean mínimos. En estas circunstancias, no hay ninguna ventaja fiscal derivada de los gastos por leasing.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *