Trucos y consejos para ser un buen jefe

boss

Ser jefe nunca ha sido un trabajo fácil, y aunque algunas personas sean líderes natos, trabajar con personas siempre es difícil y desafiante. Para ayudarte a sobrellevar el trabajo de jefe, te dejamos algunos de los consejos de expertos en coaching para cargos de jefatura.

boss

Consejos para ser buen jefe

1. Administra tu energía

Tu energía se proyecta al exterior, por lo tanto, cuida la manera en que la muestras a tus subordinados. Cuando tu energía es fuerte, puede sentirse demasiado fuerte y dominante, mientras que si es muy débil, puedes proyectar falta de entusiasmo y confianza.

Equilibrar la energía es una tarea prioritaria para cualquier jefe, ya que un jefe debe ser un líder que crea confianza de la cual otros se inspiran, gatillando sus deseos de trabajar.

2. Deja de verte a ti mismo como “el jefe”

Aunque tengas una posición de autoridad, es necesario comprender que en los tiempos que corren, para sacar el máximo de creatividad y aporte de tus subordinados, debes generar compromiso basado en la confianza y no en el miedo.

3. Haz reuniones inteligentes

Las mejores reuniones son aquellas que se ejecutan de manera efectiva, comenzando a una hora precisa y terminando de igual forma. En una buena reunión se puede aclarar, alinear y tomar decisiones críticos con el equipo. Las reuniones deben tener un objetivo claro, para guiar la conversación dentro del tema y aprovechar el tiempo destinado a ella. Cuando se respetan los tiempos de las reuniones de trabajo, el equipo se compromete aún más, porque se siente respetado en sus tiempos personales.

4. Contratar a las personas adecuadas

Para que la estrategia de la empresa funcione, las personas deben adecuarse a la organización, lo cual no significa que nunca cuestionen la forma de hacer las cosas.

5. Llegar primero a la oficina

Cuando llegas primero que tus subordinados a la oficina, no sólo eres más productivo, también motivas a tus empleados a hacer lo mismo y te configuras en un ejemplo de ética para todos. Adicionalmente, cuando llegas antes al trabajo, puedes saludar a todos tus colaboradores, lo cual incrementa su satisfacción con el trabajo, luego de un largo camino que han hecho desde sus hogares para llegar hasta ahí.

6. Invertir en tus empleados

Para ser un líder y jefe eficaz, tienes que empezar por el corazón de la empresa, alentando un estilo de vida saludable. Los empleados felices son mucho más productivos y generan una cultura vibrante, donde la motivación se desborda y aumenta la colaboración.

7. Admite tus errores

Admitir los errores propios no es sinónimo de debilidad, por el contrario, admitirlos genera confianza, ya que la gente puede ver que eres capaz de aceptar tus imperfecciones.

8. Flexibilidad para trabajar desde casa

Cuando privilegias la productividad en vez del tiempo que se pasa en la oficina, das las mejores condiciones para que las personas den lo mejor de sí mismas.

9. Comunicarte mejor

Un buen jefe debe ser un buen observador. Todos te dan pistas sobre lo que puede estar pasando con su lenguaje no verbal. Debes estar atento a los cambios de los patrones de comunicación para anticiparte a los problemas.

10. Mantener a todos con responsabilidades

Lo que más desmotiva a los empleados es ver gente que no hace nada y que no rinde cuentas, mientras otros se llevan toda la carga de trabajo. Repartir las tareas de forma equitativa y asignar responsabilidades individuales es fundamental.

11. Reconocer las fortalezas de los empleados

Cuando reconoces los puntos fuertes de los demás, incluyendo a compañeros y jefes, puedes generar un clima de colaboración más eficaz.

12. Un buen trato

Si los líderes tratasen con amor a sus clientes y a las personas que ayudan a impulsar su empresa, las cosas funcionarían mucho mejor que si andas con gritos y gestos mal educados. En la misma línea van las alabanzas, que puedes hacerlas públicamente, criticando los puntos débiles en privado.

13. Ser empático

La empatía es un rasgo fundamental de un buen jefe. Le ayuda a llenar ese vacío que hay entre las necesidades del negocio y lo que necesita el empleado. Si no te puedes poner en los zapatos de tu empleado, nunca los podrás entender y menos construir un equipo de alto rendimiento.

14. Comparte otras actividades

Hay que ir de copas y comer juntos para conocer a las personas con las que trabajas, en otro ámbito. Si llegas a conocer bien a los que componen tu equipo de trabajo, podrás generar un desempeño superior.

15. Deja de lado la microgestión

Deja de preocuparte por las cosas pequeñas, y preocúpate que tu equipo consiga las metas y objetivos macro a su modo, dándoles espacio y libertad para trabajar con cierta autonomía y independencia.

16. Prepara a tu equipo

Dirigir un equipo es un privilegio, por lo tanto, un buen jefe debe tomarse el tiempo de ayudar a las personas que le colaboran para que aprendan nuevas habilidades y estén abiertas a la retroalimentación positiva y constructiva por parte de cualquier miembro del equipo.

boss2

17. Ofrece apoyo emocional

Un buen jefe apoya a sus empleados cuando están con hijos enfermos o problemas familiares, dándoles las facilidades para que puedan concentrarse en lo importante de sus vidas hasta que pase el problema.

18. Sé agradecido

Dar las gracias genera aprecio y compromiso por parte de los demás. Ser amable no cuesta nada y te retribuye con motivación, compromiso y aprecio.

19. Ten un plan de carrera para tus empleados

Un gran gestor invierte en el crecimiento y desarrollo de sus empleados, generando instancias de aprendizaje, crecimiento y desarrollo de carrera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *