¿Sabemos delegar?

delegando

Delegar es mucho más que repartir tareas y luego estar encima de las personas a las que se les han asignado, para ver que se cumplieron. Delegar requiere de una preparación eficaz, que implica liderar correctamente un equipo de trabajo, dando autonomía.Trabajar

Delegar implica saber compartir responsabilidades y involucrar a los demás del mismo modo como nos involucramos nosotros en las tareas. Veamos a continuación algunos consejos para delegar.

Consejos para delegar mejor

Confía en tu equipo: Hay que confiar en los demás, y compartir no solo los logros, sino también los fracasos. Si permites que los demás puedan tener autonomía en su trabajo, podrás trabajar más tranquilo, y saber que todo va funcionando bien. Es cuestión de tener un buen canal de comunicación y reportar cada cierto tiempo lo que va pasando. Pero para poder confiar, tendrás que establecer un trabajo de construirla, conversando con tus colaboradores, conociéndolos en todos sus aspectos, como personas y profesionales.

Involucra a otros: Cuando otorgas nuevas responsabilidades a los demás, te darás cuenta que son capaces de rendir más y mejor de lo que creías. Antes de hacer esto, como te decíamos antes, debes conocer muy bien a tus colaboradores y tener claro cuales son sus fortalezas y debilidades, su mayor experiencia, y en base a ello podrás involucrarlos más o menos en ciertos proyectos.

Autonomía: Dar autonomía implica confiar en que los demás harán las cosas bien y a su manera con sus propios métodos de trabajo. Puedes decirle a tus colaboradores qué hacer, pero trata de no dar directrices de cómo hacerlo muy rígidas, de lo contrario restas en vez de sumar. Es mejor sugerir que imponer.

Mide resultados: Un reporte semanal será una buena manera de estar enterado de los avances y retrocesos en el trabajo. Para de la buena comunicación como equipo de trabajo, se debe reportar los avances del proyecto que se está trabajando y se debe compartir visiones acerca de como mejorar ese trabajo. Esto muestra compromiso con los resultados.

Recompensa a tus colaboradores: Algo que todos los jefes muy a menudo olvidan hacer, es recompensar a sus colaboradores por el trabajo hecho. Dar las gracias solamente, ya es un gran aliciente para cualquier trabajador. Si a eso le sumas el respeto que le demuestras, otorgándole un incentivo como por ejemplo, un día extra para vacaciones, un permiso especial para algún trámite o dinero, verás que las personas que trabajan contigo colaborarán de mejor animo y de un modo más comprometido.

delegando

Ubica a las personas clave: Cuando sabes con quién trabajas, puedes situar a cada persona que te colabora en un lugar clave dentro de tu proyecto. Trata de asignar las tareas más motivantes según la línea de intereses de cada uno. Así contribuyes a mantener a tu equipo bien motivado, con un trabajo desafiante y siempre activo.

Finalmente, a modo de recomendación, revisa tutoriales que te ayuden a delegar mas y mejor las tareas de tu proyecto. Para un emprendedor, nunca está demás formarse de modo autodidacta en temas tan importantes como delegar, y no hace falta ir a la universidad para sacar los mejores consejos en este aspecto. La web ayuda una enormidad y te permite estudiar lo que necesitas en tus tiempos más libres o con menos cargas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *