Retrato del autónomo dependiente español

emprendedor

En España, la cantidad de empleados autónomos dependientes supera los 3 millones de personas, y esto va en aumento, ya que el trabajo autónomo y freelance es una tendencia global en crecimiento.

emprendedor

Aunque muchos digan que se trata de una precarización del trabajo, para otros implica mayor libertad de trabajo. Según algunas estimaciones, en el mundo entero para el 2018 un 55% de la población será freelance.

¿Cómo se configura el autónomo dependiente?

El trabajador autónomo dependiente es un tipo particular de empresario individual regulado por la Ley 20/2007 de estatuto del trabajo autónomo, donde se le define como alguien que desarrolla una actividad económica o profesional que le reditúa ingresos, de forma habitual, de modo personal y directo para una persona física o jurídica a la que se denomina cliente y de la cual los autónomos dependientes dependen económicamente en al menos un 75% del total de sus ingresos.

Todos los trabajadores autónomos dependientes tienen que celebrar un contrato con su cliente para el cual realizan la prestación a cambio de una retribución económica, ya sea un servicio de naturaleza civil, mercantil o administrativo. El contrato regula todas las actividades que efectúa el trabajador autónomo dependiente.

Las tendencias

En España, al igual que en muchos otros países del mundo, la tendencia hacia un modelo laboral donde predominan los empleos parciales y los trabajos por proyectos aumenta, dejando cada vez más disminuido el empleo con contrato a tiempo completo, donde se establecen laborales claras y se ofrece cierta estabilidad.

Las razones para ser autónomos

El trabajador autónomo ha aumentado, principalmente debido a 2 causas, una es porque cada vez hay más personas que se han animado a emprender y montar su negocio propio, mientras que la otra causa, es la desesperación de no encontrar empleo estable siendo profesional. Estos últimos serían emprendedores por necesidad.

Alicientes para ser autónomos

Como no todo es tan negativo, hay que decir también cuales son los alicientes para ser autónomo, y el principal es que hay una tarifa plana para los emprendedores, lo que implica que cada vez que una persona se da de alta como autónomo, sólo paga una cuota fija de 50 euros al mes durante los primeros 6 meses, la cual es mucho más baja que la que tienen que pagar los autónomos como base mínima, la cual bordea los 261 euros mensuales.

emprendedor

Este incentivo fiscal lleva a mucha gente a darse de alta como autónomos, sin serlo realmente, lo que es así porque se trata de alguien que presta servicios a una sola empresa unicamente.

También se da el caso de empresas que no quieren pagar las cotizaciones sociales, debido a los problemas de liquidez, y hacen que su empleados trabajen para ellos como autónomos haciendo el mismo trabajo.

Ante esta situación irregular, se creo la figura del trabajador económicamente dependiente, que según la ley implica que los profesionales dediquen un mínimo de un 75% de su trabajo a una sola empresa. Pero aún con esta nueva regulación, no se ha podido controlar con efectividad el número de trabajadores autónomos dependientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *