Productos promocionales para su empresa

lapices

Los regalos de empresa o corporativos son y han sido desde siempre, una herramienta muy útil para hacer sentir bien a los clientes, y posicionarse en sus recuerdos. Los detalles hechos a la medida de un cliente son como los regalos que se entregan los enamorados para hacerle saber al otro que siempre están pensando en él o en ella, y como una forma de demostrar afecto y estima. En el caso de los clientes o incluso empleados corporativos, se expresa estima y deferencia con cada regalo que se entrega.

regalo1

¿Qué regalar y a quién?

Un regalo es, como decíamos anteriormente, una demostración de estima hacia el cliente, el proveedor o el empleado, y elegirlo debe ser una tarea cuidadosa, que permita definir exactamente qué imagen quieres proyectar en la mente de esa persona que recibirá el regalo.

Para seleccionar el mejor regalo, tienes que tomar en cuenta los gustos y preferencias de quien recibirá tu regalo, y así es como podemos identificar los siguientes grupos:

Clientes VIP:

A los clientes VIP no se les puede regalar pensando que les hace falta. Un cliente VIP es aquel que ya tiene de todo, y que lo único que le hace falta son símbolos de estatus y poder, como pueden ser lápices caros y finos, pequeños monumentos decorativos, llaveros hechos con materiales nobles, relojes de escritorio con detalles personalizados, vinos y accesorios que reflejen en general, buen gusto y delicadeza.

Clientes comunes:

Para aquellos clientes que representan la mayoría, se les puede hacer regalos que aparte de reflejar tu marca, sean a la vez útiles. En este caso, puedes regalar libretas para tomar notas, pequeños enseres de cocina, herramientas para a casa o la oficina o pañuelos desechables.

obsequios

Clientes potenciales:

Para efectuar campañas de marketing guerrillero, entregando regalos a todos aquellos potenciales clientes que aparezcan, puedes tener regalos más económicos que igualmente sean valorados por quienes los reciban.

Los regalos ideales para los clientes masivos son lapiceros, linternas, bolas de relajación, cosméticos, cuadernos, espejos para a cartera o bolsitas de tela. Todos estos artículos son pequeños y de bajo costo, aunque tienes que cuidar que queden bien hechos para que tu marca no se desprestigie y logre el objetivo: ser recordada tanto por clientes cautivos, como por clientes potenciales.

El poder de los regalos radica en que el cliente o empleado, puede tocar algo y relacionarlo a través de su imagen con tu marca. Cuando nos cepillamos los dientes, podemos ver que la marca del cepillo se distingue claramente y el impacto es tal, que cada vez que vamos al supermercado, buscamos inconscientemente la misma marca de cepillo, por un asunto de familiaridad psicológica.

La imagen corporativa queda mejor sustentada en los recuerdos cuando se hace un regalo con ella grabada, así como cuando los trabajadores de una empresa usan ropa con la marca grabada, todo o que vaya en ese sentido, será benéfico para la empresa, mientras no se le relacione a algo negativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *