Problemas de financiación, como mitigarlos

Inversor

Todos los emprendedores saben lo difícil que es financiar un primer proyecto de negocios, sobre todo cuando nunca se han tenido ingresos estables que permitan endeudarse en la banca. Las primeras fuentes de financiamiento de un emprendedor por lo general son sus recursos propios, su familia y amigos.

Inversor

Aquí veremos cómo mitigar los principales problemas financieros, potenciales y futuros que podrías tener como emprendedor, de modo que las deudas no te hagan perder el foco de tu negocio.

Primero: Elaborar un plan financiero

La mejor forma de prevenir desastres financieros, es planificar tu negocio, considerando los ingresos y gastos proyectados, tu salario y un fondo de reserva para posibles imprevistos.

Segundo: Fondo de puesta en marcha

Previo a obtener ingresos por ventas, la empresa necesitará un periodo de puesta en marcha que deberán ser asumidos por el emprendedor, por este motivo, lo mejor será contar con ese fondo de reserva antes de iniciar la marcha de la empresa.

Tercero: Identificar fuentes de ahorro

Para que tu nueva empresa funcione de un modo más eficiente, procura evitar gastos superfluos, de modo que la situación financiera no te lleve a un desastre. Identifica las fuentes de ahorro que puedes aplicar en tu empresa, como por ejemplo, contratar una asistente y oficina virtual en tus inicios, elaborar material de marketing en línea solamente, ocupar telefonía IP, etc.

Cuarto: Identificar ayudas para nuevas empresas

Antes de poner en marcha tu negocio, revisa todas las fuentes de apoyo financiero que puedan existir para las nuevas empresas. Pueden que existan fondos de gobierno, subvenciones y programas de ayuda que te serán muy útiles en tus inicios.

Quinto: Contrata seguros para los bienes críticos

Dado que una nueva empresa se ha hecho con mucho esfuerzo y con recursos propios, es muy importante resguardar sus bienes con seguros, ya que reemplazarlos puede resultar una tarea imposible en muchos casos. Un seguro para resguardar las herramientas de trabajo que has adquirido, será una gran tranquilidad para el día que te roben, haya un accidente o todo se arruine por el uso. Siempre será mejor prevenir el desastre y si se trata de bienes críticos para el buen funcionamiento del negocio, con mayor razón, asegúralos.

Euros

Sexto: Descubre nuevas formas de financiamiento

Antes de emprender, tienes que tener claro a quienes acudir en caso de iniciarte en los problemas financieros. Si los bancos no son tu fuente, pueden serlo las microfinancieras, que te pueden ayudar con préstamos pequeños y rápidos. También están los programas especializados, como el ICO y ENISA, que puede ayudarte con créditos de gobierno especiales.

Haz una lista de amigos, parientes y locos que crean en tu idea y sean capaces de apoyar en caso que lo necesites, la necesidad de tener la lista antes de tener problemas es por una razón muy simple, y es que cada vez que ya estamos con problemas, perdemos la capacidad de pensar y eso nos hace perder mucho tiempo, por eso es mejor tener los planes alternativos por escrito desde antes.

Los inversionistas ángeles también pueden ser una buena opción para el caso de insolvencia. También están los fondos de capital de riesgo, que pueden ayudar dependiendo del retorno que tu proyecto prometa. En este sentido, los inversionistas ángeles son mas convenientes, ya que ellos se involucran en tu negocio como socios y ayudan también a administrarlo en base a su experiencia lo cual puede resultar muy bueno para ti, si recién te estas iniciando en un mercado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *