Probabilidades de una empresa

Nueva empresa

Cuando se habla de las probabilidades de sobrevivencia de las nuevas empresas, se habla normalmente sobre estadísticas históricas, sobre datos duros que se toman de una masa empresarial aleatoriamente seleccionada, ya que nadie ha filtrado a esos emprendedores que lideran esos emprendimientos, categorizándolos de algún modo que pueda predecir en parte, las  razones del éxito o fracaso.

Nueva empresa

¿Tenemos motivos de peso para tomar en cuenta las estadísticas globales que nos dicen que casi el 50% de los emprendimientos muere antes de cumplir 5 años?, veamos por qué esos datos son inútiles a la hora de evaluar las probabilidades de una empresa.

Probabilidad versus capacidad

Con la información estadística histórica, podemos concluir que tenemos las mismas posibilidades de tener éxito, así como de fracasar, pero ¿esa información determina tu capacidad?. Como no existen estadísticas que delimiten el perfil de los empresarios que fracasaron o tuvieron éxito dentro de ese desalentador 50%, no tenemos por qué creer que estamos situados justo en la mitad.

Saber que el 50% de empresas que ha fracasado, no es más que un dato muerto, en cambio, tener identificados los lineamientos que dictan el destino de una empresa y identifican las razones de su fracaso es mucho más valioso y necesario de conocer.

El factor suerte

Muchas de las empresas que se han creado en momentos de crisis, se han encontrado con un crecimiento exponencial que no esperaban, debido a circunstancias externas que nunca imaginaron.

Un ejemplo de todo esto es la empresa de belleza Avon, esta es una de esas empresas que nacieron porque su fundador, un vendedor de libros, se dio cuenta que con artículos de belleza podría llegar a cautivar a cientos y miles de mujeres, ya que las mujeres disfrutaban más  al recibir un frasco de perfume que el vendedor entregaba como obsequio cada vez que compraban un libro, mientras el libro pasaba a convertirse en  algo secundario que ni siquiera les causaba emoción.

Los que consiguen detectar esas oportunidades del mercado, y desarrollan un modelo de negocio, producto o servicio como pioneros, tienen más posibilidades de ser exitosos, comparados con aquellos que sólo se dedican a imitar.

Exito

El foco y compromiso de los emprendedores

Algo que las estadísticas nunca dicen, es que el éxito de una empresa está determinado en realidad por el foco y compromiso que tienen los gestores con sus metas.

Que algunas metas sean más fáciles o difíciles de conseguir, no quiere decir que tengas el 50% de probabilidades de ser exitoso o no. El porcentaje real de éxito está determinado por el compromiso y dedicación que se tenga con una meta, y en algunos casos el factor suerte interviene.

Por otra parte, influye también la cultura empresa que se ha construido. El modo de hacer las cosas, y el trato que se entrega a las personas, las formas de hacer gestión y obtener buena información para tomar decisiones. Pero nada de esto sería valioso si no se consigue un objetivo clave que deben perseguir todas las empresas como algo prioritario: obtener rentabilidad. Sin suficiente retorno económico y expectativas de crecimiento, no hay razón alguna para continuar una empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *